El Club Atlético Unión Güímar agradece el apoyo recibido

en GUIMAR el .

En la mañana del sábado 4 de febrero, el Atlético Unión Güímar no desaprovechó la oportunidad, frente al UD Icodense, de alzarse con el liderato.

En un partido muy reñido, el Atlético Unión se mantuvo siempre por delante en el marcador y, aunque empezó con una ventaja de dos goles, acabó imponiéndose con un ajustado resultado de 3-2 a favor de los locales.

Los locales iban ganando hasta el minuto 57.  Pese a la inferioridad numérica y a verse con un marcador tan adverso, el equipo visitante arreó hasta el final donde, tras varias ocasiones infructuosas, consiguieron batir al portero local en una jugada en la que Armiche, nuevamente, aprovecha un mal despeje para plantarse ante el guardameta y batirlo en un mano a mano.

En los últimos minutos del partido, el campo se inclinó del lado del equipo visitante pero los locales lograron frenar todas las acometidas y acabaron imponiéndose en el resultado final recuperando el ansiado liderato.

La disputa deportiva se desarrolló sin incidentes. El buen ambiente presagiaba reinar hasta el final, algo que hubiese sucedido si no llega a producirse el incidente que casi todos ya conocen

Según declaraciones de Carlos Romero, Presidente del Atletico Unión Güímar, “hacía 30 años no se llenaba el Tasagaya como el pasado sábado, disputándose un partido limpio y deportivo entre los dos equipos”.

Romero explicaba lo sucedido señalando que  “sólo el final empañó ese fantástico día de fútbol pues, lamentablemente y tras el pitido final del arbitro al terminar el partido,.un aficionado del icodense invadió el campo en busca de algunos jugadores de nuestro equipo, al parecer, para agredirlos”

Afortunadamente, la rápida intervención de la Policía Local, evitó males mayores, “terminando todo con la detención de ese alterado aficionado foráneo”, matizó el presidente del Atlético Unión Güímar.