Un centenar de menores participaron en el campamento de verano organizado por el Ayuntamiento de San Miguel de Abona

en SAN MIGUEL el .

Hípica, patinaje, tiro con arco y kickingball, así como talleres y clases de apoyo fueron algunas de las actividades llevadas a cabo por los niños y niñas que participaron en el campamento municipal.

Un año más el campamento de verano de San Miguel de Abona se convirtió en punto de encuentro para la diversión y el entretenimiento para un centenar de menores del municipio, actividad organizada por el ayuntamiento y que se clausuró recientemente.

Hípica, patinaje, tiro con arco y kickingball fueron algunas de las diferentes actividades deportivas llevadas a cabo en este campamento municipal celebrado durante el mes de julio, que se complementaron con talleres, clases de apoyo y excursiones a distintos lugares de la Isla.

La clausura de esta actividad se realizó en el CEIP San Miguel Arcángel donde los niños y niñas participantes organizaron un festival de despedida, al que asistieron miembros de la Corporación Municipal, al igual que madres, padres y familiares de los menores, quienes recibieron un diploma acreditativo de su participación en el campamento.

Conciliación laboral y familiar

La iniciativa llevada a cabo “ha sido muy positiva al favorecer no solo la conciliación laboral de los progenitores, sino además ha servido para dinamizar a nuestros jóvenes y que éstos compartan experiencias”, han señalado tanto el presidente de la Corporación local, Arturo González, como su concejal de Deportes, Víctor Chinea, quienes también destacan la implicación y la labor del equipo de monitores.

El trabajo con menores continúa el mes de agosto con el servicio de acogida, de lunes a viernes de 7:30 a 17:00 horas, que se prolongará hasta primeros de septiembre.