El cementerio de La Esperanza será accesible para personas con movilidad reducida

en EL ROSARIO el .

Las obras de remodelación avanzan a buen ritmo. El camposanto dispondrá de un moderno jardín para el esparcimiento de cenizas en su pasillo central.

El Ayuntamiento de El Rosario, a través del área de Cementerio que dirige la edil Fátima Gutiérrez, continúa realizando los trabajos de rehabilitación, remodelación y adecuación del cementerio municipal de La Esperanza. La obra, que comenzó a finales del pasado mes de septiembre, permitirá contar con un camposanto totalmente accesible para personas con movilidad reducida y con un moderno jardín para el esparcimiento de cenizas en su pasillo central, un nuevo servicio totalmente gratuito que se prestará en el interior del cementerio municipal.

El objetivo principal del proyecto, que ejecuta la empresa Traysesa, es el de conseguir la rehabilitación general del recinto y la adecuación de las zonas peatonales para facilitar el tránsito de personas con movilidad reducida. La concejala de Cementerio, Fátima Gutiérrez, explica que “se está realizando la rehabilitación del piso del cementerio al completo, repavimentando el 100% de la zona, excluyendo aquellas áreas ajardinadas, y resolviendo el espacio no pavimentado resultado de la demolición del antiguo panteón familiar central, donado por la familia Pérez Bacallado para facilitar los trabajos de enterramiento”.

Asimismo, se eliminarán las barreras arquitectónicas y los escalones que salvan las diferencias de nivel existentes en la actualidad y se dotará de un jardín para el esparcimiento de cenizas, dado el paulatino incremento de la cremación y la necesidad de contar con un lugar habilitado para el esparcimiento de cenizas dentro del camposanto, un servicio que se prestará de forma gratuita. La rehabilitación general del cementerio cuenta con un presupuesto de 53.225’12 euros y tiene un plazo de tres meses.

Anteriormente, durante el mes de junio, ya finalizó la ampliación del camposanto con la ejecución de 144 nuevos nichos. Esta obra, adjudicada a la empresa Anso XXI por un importe de 29.499’81 euros, solucionó la falta de nichos en el interior de un cementerio inaugurado en 1927 y que requería de un mayor número de nichos de restos ante la creciente demanda.

Además, se dotó de una nueva plataforma elevadora portaféretros para facilitar las labores propias de los trabajadores, lo que supuso una inversión de 14.543’36 euros que era necesaria para adaptar las necesidades del servicio a la nueva normativa vigente. Estas dos actuaciones, junto con las de la repavimentación, hacen un conjunto de casi 100.000 euros invertidos en la mejora del cementerio de La Esperanza a lo largo del presente año.

Cabe recordar que los trabajos se vieron interrumpidos dos días durante la semana del 30 de octubre para no interferir en el normal desarrollo de unas jornadas en las que los cementerios son especialmente visitados debido a la conmemoración del Día de Todos los Santos