Calidad, comodidad y seguridad en el Rastro Mercadillo de Guaza

en ARONA el .

 

(T.C. marzo 2017) Visitar y conocer un lugar, una ciudad, un país, un barrio o un municipio lleva consigo pisar sus calles y avenidas, empaparte de sus costumbres, degustar sus sabores y compartir, al menos, una mirada de agrado con sus vecinos al personarte en aquellos rincones emblemáticos, admirar sus obras de arte, visitar sus amplias zonas comerciales y mercadillos.

Por nombrar lugares de este tipo muy reconocidos, si vamos a Madrid nuestros pasos nos conducen al Rastro en Ribera de Curtidores, en Barcelona al Mercado Municipal de San Antoni, en Italia al mercadillo de Turín, en Bélgica al de Waterloo… Y no olvidemos el famoso mercadillo de Navidad en Alemania.

Todos estos lugares tienen muchísimas cosas en común pero, entre todas ellas, destacan la comodidad para visitarlos, la oferta en productos de segunda mano y antiguedades que se exponen a la venta y la dignificación de sus puestos.

Y es en esta línea en la que trabaja Enrique Pérez, máximo responsable del Centro Internacional de Eventos y exposiciones, lugar en el que cada fin de semana se celebra el Rastro Mercadillo de Guaza, en el municipio de Arona. “Aquí estamos en Europa, en una zona turística y debemos estar a la altura de los grandes mercados europeos. Está claro que existen mercado de todo tipo. Pero, por ejemplo, en Alemania los mercados están muy ordenados, venden de casi todo y todo esta expuesto de una forma muy atractiva. Nosotros estamos tratando de imitar a esos mercadillos, evolucionando en ese sentido”, matizaba el responsable del Rastro Mercadillo de Guaza.

La afluencia de público cada semana va en aumento. Los que nos visitan se van satisfechos de haber pasado una mañana muy agradable en este enclave comercial”, señala Enrique Pérez, destacando que tato los vendedores como los clientes se sienten cómodos ante los nuevos cambios que se van llevando a cabo. Entre estos continuamos destacando las estructuras que se están realizando para que los puestos de venta ofrezcan mayor calidad, comodidad, seguridad y dignificación de la actividad porque, como matiza Pérez, “trabajar al aire libre es muy duro y si encima es al sol… Por eso estos nuevos puestos techados y delimitados ofrecen a la mercancía seguridad y protección ante los agentes ambientales, como pueden ser el sol, la lluvia o el viento. Además los usuarios pueden exponer esos articulos de segunda mano en mejores condiciones, lo que le da otra visión mucho más agradable. Es más, estas nuevas estructuras están teniendo tanta aceptación que hay lista de usuarios esperando”

Estas estructuras que mejoran el uso y la imagen del Rastro Mercadillo de Guaza están realizadas con materiales consistentes y resistentes, lo que supone una mayor inversión pero, a la vez, también más seguridad. Los nuevos armazones son fijos, delimitados y cerrados, lo que permite a quienes los alquilen, dejar la mercancía de un día para otro -y así evitan el “traer y llevar”-, durante el fin de semana en el que se ejerce la actividad del rastro. Además, el recinto cuenta con servicio de vigilancia durante el viernes, sábado y domingo, lo que ofrece mayor seguridad. “Normalmente los vendedores durante la semana no dejan mercancía en el recinto. Pero durante el fin de semana, estas nuevas estructuras permiten que dejen sus puestos cerrados, con la mercancía bien dispuesta y colocada”. Subraya el responsable del lugar.

A todo lo expresado es necesario añadir y volver a recordar esa oferta que el Rastro Mercadillo de Guaza ofrece a los que deseen, los domingos, exponer al público sus productos y mercancías de segunda mano. Sabemos que, en repetidas ocasiones y por casa, solemos tener guardados en los garajes o trasteros esos artículos que ya no utilizamos pero que se encuentran en buenas condiciones. Ante esto, muchos se plantean ir una mañana a un mercadillo o rastro a venderlos pero los precios de alquiler de los puestos oscilan entre los 10 y 12 euros. Por lo tanto, desistimos y seguimos almaenando…

Teniendo esto en cuenta, el Rastro Mercadillo de Guaza ofrece la posibilidad de vender todos esos artículos, alquilando un puesto a sólo 3 euros la jornada del domingo, lo que redundará en obtener un dinerillo extra y deshacerse de esos objetos que no utiliza y le ocupan espacio en casa.

Rastro Mercadillo de Guaza es un lugar con muchas fortalezas, no sólo por el lugar en sí mismo y su ambiente sino, además, por estar pensado para la accesibilidad de todas las personas y ofrecer calidad, comodidad y seguridad.