El Cabildo reclama un reparto justo de la cuota de pesca del atún rojo que no perjudique a los profesionales canarios

en ISLA el .

La flota de las islas solo dispone de menos  de 200 toneladas, que deben repartirse entre 234 embarcaciones

El vicepresidente y consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, reclama un reparto justo de la cuota de pesca del atún rojo (patudo) para que corrija el “grave perjuicio” que provoca este reparto a los profesionales canarios, que deben repartirse menos de 200 toneladas entre 234 embarcaciones frente a la autorización para la flota del Mediterráneo, compuesta por seis embarcaciones, a la que se han autorizado 1.200 toneladas.

La cuota asignada a España este año asciende a 4.243 toneladas y, en el reparto realizado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a los pescadores canarios les ha correspondido una cuota del 1,21 por ciento del total, es decir, menos de 200 toneladas más un pequeño incremento de 40 toneladas correspondientes a un fondo de maniobra que prevé el Ministerio.

“La veda para la pesca del atún rojo se abrió esta misma semana y ya está a punto de cerrarse de nuevo porque ya casi se ha alcanzado la cuota asignada para esta campaña”, indica el consejero insular.

Basándose en los seguimientos científicos realizados por el Instituto Español de Oceanografía desde 1965, los profesionales de las islas estiman que a los pescadores canarios les corresponde un 10 por ciento de la cuota nacional, un total de 424,35 toneladas, cuando en la actualidad el cupo autorizado es de 191,36, de las que 51,36 toneladas son por cuota y 140 por el fondo de maniobra nacional.

La flota canaria se caracteriza por practicar una pesca artesanal, altamente selectiva y ambientalmente sostenible, con capturas de ejemplares de unos 230 kilos de media que se han reproducido varias veces, lo que no sucede con otras flotas pesqueras autorizadas, que capturan atunes de todas las tallas junto a otras especies que suelen acompañar a los túnidos en sus rutas migratoria.

Por último, el vicepresidente insular rechaza las acusaciones realizadas recientemente por la empresa pesquera Balfegó, que acusaba a la flota canaria de ocultar 10.000 toneladas de túnidos. Morales ha calificado de “irresponsables” estas declaraciones “que lo único que pretenden es perjudicar al sector pesquero canario de manera infundada”.