El Cabildo inicia las obras de mejora de la depuradora comarcal de aguas del Valle de Güímar

en ARAFO CANDELARIA GUIMAR ISLA el .

La Corporación financia esta actuación que atiende la demanda de Arafo, Candelaria y Güímar

 

El Cabildo, a través del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), inicia los trabajos de construcción de la nueva depuradora comarcal de aguas residuales del Valle de Güímar, ubicada Arafo. Los trabajos, que desarrolla  la UTE de Cadagua con Ferrovial-Agroman, tienen un presupuesto de 9,8 millones de euros y suponen la primera de las dos fases de obras necesarias para ampliar la capacidad de la estación depuradora. Esta actuación persigue atender el tratamiento de las aguas residuales de las aglomeraciones urbanas colindantes de Candelaria , Arafo y Güímar, en atención a su futuro crecimiento.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, se desplazó hoy [día 5] al lugar de las obras acompañado del vicepresidente y consejero insular de Cooperación Municipal, Aurelio Abreu; y el consejero insular de Aguas, Manuel Martínez. También estaban presentes técnicos del CIATF, el alcalde de Arafo, José Juan Lemes, y las alcaldesas de Güímar y Candelaria, Carmen Luisa Castro y María Concepción Brito, respectivamente.

Carlos Alonso señaló que “el Valle de Güímar tiene importantes problemas de depuración, que la propia Unión Europea ha condenado en sentencia firme, y que desde hace 2 años el Cabildo viene trabajando para solucionarlo, en algo que no es de nuestra competencia, pero sí de nuestra incumbencia”. Es un problema al que se añade también el del Polígono de Güímar, en el que el Cabildo está actuando ya.

Alonso recordó que la competencia es municipal y que lo que está haciendo el Cabildo es colaborar con los ayuntamientos a través del Plan de Cooperación o de la inversión en infraestructuras. Sobre la reutilización de las aguas depuradas de esta estación comarcal para riego agrícola, señaló que su alta salinidad dificulta este uso; si bien, adelantó que esto se resolverá en la fase final con un sistema específico que ajuste la calidad del agua al cultivo.

Por su parte, el consejero insular de Aguas subrayó la importancia de la ampliación y mejora de esta depuradora para la comarca y recordó que “no sólo estamos mejorando la depuradora comarcal del Valle de Güímar, sino que también afrontamos la redacción del proyecto de saneamiento y depuración de la Isla Baja y de San Juan Rambla, Icod y La Guancha, por lo que estamos actuando en toda la isla para solucionar el grave problema de los vertidos y convertir un problema en un recurso para la agricultura”. Los tres alcaldes de la comarca se felicitaron por la puesta en marcha de esta obra destinada a solventar un problema que tanto preocupa a toda la ciudadanía, como es el efecto medioambiental vinculado a la depuración de aguas.

Esta obra, que asume la Corporación insular con fondos propios, permitirá dar un paso importante en el tratamiento de aguas residuales en esta comarca y así superar las repetidas llamadas de atención de la Comisión Europea. El Cabildo asumió en octubre de 2015 la gestión de esta obra, solicitándola al Gobierno de Canarias, dada la importancia que cobra la misma para la población del Valle de Güímar.

El Plan Hidrológico de Tenerife (PHT) prevé la implantación del Sistema Comarcal de Saneamiento del Valle de Güímar integrado por un conjunto de infraestructuras que permiten recoger el agua residual que generan los diversos núcleos poblacionales de Candelaria (Casco, Caletillas, Punta Larga), Güímar (Casco y Puertito ), y casco de Arafo, para derivarla hacia la estación depuradora de aguas residuales del Valle de Güímar, que constituye el principal elemento del sistema. La obra se extenderá por un período de 30 meses, incluidos 6 meses de prueba de la instalación, que de esta manera estaría a pleno rendimiento en el año 2020.

El CIATF propone mejorar el sistema de saneamiento y depuración en esta comarca de forma unitaria y en dos fases. Gracias a esta actuación en la depuradora comarcal del Valle de Güímar, el efluente hasta 7.000 metros cúbicos agua/día será tratado conforme a los requisitos que dimanan de la normativa vigente en materia de depuración y vertido, y con calidad para la reutilización del agua regenerada, utilizando para ello la tecnología más avanzada que existe en el mercado.

Tras completar la primera fase, la segunda fase ya proyectada tiene como horizonte previsto el año 2027 y supondría una ampliación de una línea más de 3.500 metros cúbicos al día. Las obras más sencillas en este caso se extenderían durante 6 meses con un período de prueba de 3. El importe de esta segunda instalación sería de 1,67 millones de euros.

Esta actuación en la EDAR de Güímar se lleva a cabo en coordinación con los ayuntamientos implicados, y está enmarcada en el Eje 3 de Infraestructuras del Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI), herramienta que guía la labor insular para superar las deficiencias en lo que se refiere a  saneamiento y depuración. Desde el Cabildo también se quiere subrayar el esfuerzo inversor que procede a su vez del presupuesto del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), relativo a la inversión en infraestructuras necesarias para un desarrollo sostenible de la Isla, donde prima el cumplimiento de la normativa comunitaria con respecto al saneamiento y depuración, tal y como recoge el Plan Hidrológico de Tenerife.