El Ayuntamiento de San Miguel fomenta la recogida selectiva en oficinas y dependencias municipales

en SAN MIGUEL el .

La Concejalía de Servicios Generales instala papeleras para la recogida de papel y cartón, así como otras para plásticos y envases ligeros en las dependencias públicas con el objetivo de favorecer la separación de los residuos. El alcalde, Arturo González, resalta que con esta iniciativa “se pretende dar ejemplo”.

La apuesta por la sostenibilidad y el cuidado por el medio ambiente han motivado a la Concejalía de Servicios Generales de San Miguel de Abona a implantar la recogida selectiva de residuos en las oficinas y dependencias municipales, medida que contribuirá a fomentar el reciclado entre la población y la reducción de residuos.

Para ello se han instalado en las distintas instancias y despachos papeleras de recogida específica de papel y cartón, así como otros contenedores para plásticos y envases ligeros para facilitar la separación selectiva.

Con la iniciativa que impulsamos pretendemos dar ejemplo desde el Ayuntamiento sanmiguelero a la ciudadanía, y que el esfuerzo que se pide a los vecinos y vecinas para que separen los residuos desde sus casas, se realice en primer lugar desde las dependencias municipales”, manifiesta el alcalde, Arturo Eugenio González.

Beneficio medioambiental y económico

Por su parte, el concejal de Servicios Generales, Julián Martín, destaca la importancia de fomentar el reciclaje entre la ciudadanía de dicho municipio porque “San Miguel de Abona cuenta con una ratio por debajo de la media nacional”.

De este modo, señala “que tenemos que realizar todo cuanto esté en nuestras manos para impulsar la separación selectiva porque todo son beneficios, por un lado actuamos en favor del medio ambiente y también supone llevar menos residuos al Complejo Ambiental, con el consiguiente ahorro económico que supone a las arcas públicas municipales”.

La puesta en marcha de este iniciativa se enmarca a raíz del acuerdo marco que el Ayuntamiento sanmiguelero tiene con ECOEMBES, que suministró las papeleras para plásticos y envases ligeros; mientras la recogida del papel se trasladará en sacos sellados y precintados para su destrucción y posterior reciclaje por la empresa Martínez Cano Canarias, SA.