El Ayuntamiento cierra el año con el periodo medio de pago a proveedores más bajo de su historia al situarse en 4 días

en SANTIAGO DEL TEIDE el .

El Ayuntamiento de la Villa Histórica de Santiago del Teide, a través de su concejalía de Hacienda que dirige Sergio Mendoza ha dado a conocer los datos del periodo medio de pago a proveedores durante el pasado mes de diciembre que se situó en 4 días lo que supone rebajar en 18 días el tiempo que se necesitaba con respecto al tercer trimestre del año 2016 para abonar las facturas, que entonces alcanzaba los 22,86 días.

El gobierno local cumple con sus obligaciones con los proveedores como así se desprende de la documentación presupuestaria y financiera municipal correspondiente al año 2016. El periodo medio de pago correspondiente al último trimestre de 2016 se sitúa en 4,01 días, lo que supone mejorar las previsiones marcadas por el Ayuntamiento y establecer el mejor dato de pago medio a proveedores de su historia reciente.

El concejal de Hacienda ha destacado que el gobierno municipal ha logrado reducir de manera paulatina el periodo medio de pago en los últimos años, encontrándonos ahora en apenas 4 días lo que demuestra que se están haciendo las cosas bien y que nuestros proveedores cobran en tiempo y forma.

Según la actual legislación, con la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera en el año 2013, el Gobierno central establece que la morosidad comercial es uno de los parámetros de obligado cumplimiento por parte de los ayuntamientos. Una obligación que Santiago del Teide no solo cumple, sino que lo hace muy por debajo del límite marcado por ley, que es de 30 días, como demuestra la media de 4,01 días en la rendición del último trimestre de 2016 del periodo medio de pago, señala el concejal.

Con la puesta en marcha de la facturación electrónica y otra serie de medidas se ha avanzando hacia una mejor gestión municipal. Ha supuesto un paso más en el uso de las nuevas tecnologías para agilizar la tramitación de los expedientes administrativos, como el Registro Central de Facturas y la Firma Electrónica, que han favorecido la operatividad de la administración y reducido el plazo de pagos, ofreciendo más garantías para los proveedores porque el sistema de tramitación sigue una pauta más lógica y, sobre todo, más coordinada entre los distintos departamentos municipales.