El Ayuntamiento auspicia un proyecto para recuperar la memoria de barrios antiguos

en SANTA CRUZ el .

La asociación “Salvemos la historia” clausura hoy un curso sobre fuentes orales impartido por el experto Emili Ferrando

La Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife auspicia un proyecto para la recuperación de la memoria social de los barrios de Los Llanos,  El Cabo, las Cuatro Torres y San Sebastián, que incluye la búsqueda y reconstrucción de las fuentes orales como elemento documental.

Para ello, la Asociación  Salvemos la Historia de los Barrios  Antiguos ha organizado un curso –que termina hoy- impartido por Emili Ferrando, historiador y docente, especialista en fuentes orales.

La concejal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento, Yolanda Moliné, explicó hoy que el curso forma parte de un proyecto más amplio que arrancó con la aprobación de una moción institucional por el Pleno de la Corporación en abril de 2015 para rescatar la memoria de los barrios de la ciudad desaparecidos total o parcialmente.

El curso, que se ha celebrado en la Biblioteca Municipal Central, ha estado dirigido a alumnos y profesores del IES Alcalde Bernabé  Rodríguez y ha contado con la colaboración de antiguos y actuales vecinos o descendientes de los barrios citados.

Los objetivos básicos del seminario han consistido en el aprendizaje de la construcción de fuentes orales de calidad y la adecuada utilización para la reconstrucción histórica.

Se trata –en definitiva- de formar a los futuros participantes del proyecto de investigación histórica, que será realizado por el citado centro de enseñanza, y que permitirá recuperar la memoria de zonas clave de la capital tinerfeña.

El proyecto está apoyado por las asociaciones de Amigos de Los Llanos; Cultural de Amigos de la Iglesia de San Telmo; AAVV Los Caberos; de Mayores de las Cuatro Torres; Cabo-Llanos Nuestra Señora Virgen de Regla y la cooperativa del Mercado Nuestra Señora de África.

La fuente oral

La fuente oral, es decir la transmisión de testimonios boca a boca, es la primera y la forma más antigua de hacer historia, con la particularidad de que ahora los medios tecnológicos permiten grabar voz e imágenes para su análisis, interpretación y conservación.

La utilización de la metodología y la técnica e la fuente oral como herramienta de investigación ha evolucionado de tal forma que, hoy en día, se ha consolidado en todos los ámbitos universitarios y académicos.

La historia oral ha democratizado el discurso histórico y se ha convertido en un movimiento renovador de la ciencia histórica que, de esta manera, aporta nuevos enfoques y nuevos temas para historiar.

En este sentido, Moliné destacó que el proyecto auspiciado por su Concejalía permitirá recuperar el patrimonio inmaterial y etnográfico de los barrios antiguos de Santa Cruz.