Avanza la renovación de la red de aguas de La Esperanza, que se beneficia de una inversión de 223.000 euros

en EL ROSARIO el .

Los trabajos se iniciaron en septiembre y comprenden la reforma de la red de las calles Luciana Díaz, Carlote, Cruz del Negro y camino Escaño.

La renovación integral de la red de abastecimiento de agua potable de la Esperanza, desde el camino Escaño a la calle Luciana Díaz y que se beneficia de una inversión total de 222.902’40 euros, avanza a buen ritmo y ha llegado ya al entono de la conocida como barriada de las 66 viviendas de La Esperanza. Los trabajos incluyen la sustitución de la actual red de agua por tuberías de acero galvanizado, de mayor diámetro que las actuales, y tienen el objetivo de minimizar las fugas y aumentar el caudal de agua a las viviendas.

El proyecto, denominado “Mejora de la Red de Abastecimiento de Agua Potable del Camino Cruz del Negro y Transversal Camino Escaño”, está dividido en dos fases y fue adjudicado a la empresa JGE-Obras Civiles y de Edificación. Dispone de un plazo de ejecución de cuatro meses.

El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, subraya que “el ayuntamiento comenzó en septiembre las obras de renovación de la red de abastecimiento de agua potable de una parte importante de la villa de La Esperanza, concretamente desde la calle Luciana Díaz, desde su intersección con la carretera general de La Esperanza (TF-24) en el kilómetro cinco hasta el camino Escaño, pasando por las calles y transversales de Carlote y Cruz del Negro”.

Una vez finalizada la reforma de la actual red obsoleta, se mejorará el suministro a unas doscientas familias de zonas como camino Galeras, Los Nateros y parte de la zona de Salto Los Riveros, donde el suministro llega, en muchos casos, con un escaso caudal de agua.

Por su parte, la concejala de Servicios Hidráulicos, Soledad Negrín, explica que “como consecuencia de los problemas existentes en la red municipal de abastecimiento, debido a que las redes existentes se encuentran saturadas y a la antigüedad de la misma, existen viviendas en la zona a las que no se les puede suministrar el caudal necesario, principalmente aquellas que se encuentran más alejadas del comienzo de la red, como las del camino Cruz

del Negro o las situadas en las calles perpendiculares a éste”. De ahí, la importancia de ejecutar esta obra.

Además, se pretende solventar los problemas de fugas y averías en este importante tramo de la red de abastecimiento del Municipio, con el consiguiente ahorro posterior en la compra de agua.