Arona inicia un proceso abierto a cada residente para la redacción del nuevo Reglamento de Participación Ciudadana

en ARONA el .

El borrador de la norma se expondrá en la primera sesión informativa del 21 de junio, a la que seguirán siete sesiones de diálogo en los núcleos para recopilar las aportaciones al documento

-Todo el procedimiento estará abierto a cualquier residente, no solo colectivos, e incluirá retransmisiones online en directo y participación directa a través de la plataforma web Arona Decide

-La norma regulará novedades como los consejos de barrio, el servicio de mediación asociativa, las entidades de voluntariado o la Consulta Popular para actuaciones en el ámbito municipal

El Área de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Arona ha iniciado la revisión del Reglamento municipal de Participación Ciudadana, aprobado en 2009, mediante un proceso en el que cada residente y colectivo podrá debatir y hacer valer sus aportaciones a una norma que reconoce la necesidad de una presencia real y efectiva de los ciudadanos en el desarrollo del municipio y que regulará aspectos nuevos, como los consejos de barrio, el servicio de mediación asociativa, las subvenciones a las asociaciones, las entidades de voluntariado o las consultas populares. El borrador del documento se expondrá en una sesión informativa, que tendrá lugar en el Centro Cultural de Los Cristianos, a las 19:00 horas del 21 de junio, y que también se retransmitirá online y en directo, un primer encuentro que continuará con sesiones de diálogo y debate y que finalizará con un acto de entrega a la ciudadanía.

“No solo queremos adaptar este Reglamento a la normativa actual en materia de Transparencia y Participación Ciudadana, sino que apostamos por iniciar con él un cambio radical en la actuación de la Administración, para que sea verdaderamente participativa y escuche la voz de los vecinos y vecinas, pero esto requiere despertar la conciencia ciudadana de la co-responsabilidad, de que su opinión e implicación son importantes para cambiar la realidad municipal”.

Así lo explica el concejal de Gobierno Abierto, José Antonio Reverón, quien señala que “ya hemos iniciado este procedimiento apostando por ofrecer cada vez más información, con la creación de la plataforma web Arona Decide o con el portal A dónde van mis impuestos y, además, hemos reglado el procedimiento para que cada nueva normativa que quiera modificar o elaborar el municipio pase, necesariamente, por una primera fase previa a su redacción, en la que se explique de manera clara y públicamente por qué es necesaria, cuáles son sus fines, etc.”

El siguiente paso, tras un año de actualización del municipio a la legislación en materia de gobierno abierto, es la revisión del Reglamento de Participación Ciudadana, ya que el documento en vigor se ha quedado obsoleto ante una realidad en la que las nuevas normas, estatales y autonómicas, de transparencia y participación ciudadana exigen de seguridad jurídica y procedimientos que aseguren su aplicación plena.

Para ello, se ha apostado por un proceso de revisión que será ampliamente participativo y que contará con herramientas eficaces para facilitar la colaboración real y efectiva. La primera sesión informativa tendrá lugar el 21 de junio en el Centro Cultural de Los Cristianos, con retransmisión en streaming para aquellos que no puedan asistir presencialmente. Asimismo, en octubre habrá siete sesiones de diálogo ciudadano, una de ellas online, para debatir el contenido y recopilar las aportaciones ciudadanas que se incluirán en el Reglamento.

Consulta popular

Esta nueva norma municipal regulará, entre otras muchas cuestiones, los presupuestos participativos, el voluntariado o los derechos a la Iniciativa Popular y a la Consulta Popular. En cuanto a este último, el documento de partida recoge que “este derecho ciudadano permite expresar la opinión de la ciudadanía sobre materias de competencia propia municipal y de carácter local que sean de especial relevancia para los intereses vecinales o de la población, mediante su voto libre, directo y secreto, realizado de acuerdo con las directrices de la legislación vigente y atendiendo a criterios de fiabilidad y transparencia del proceso”.

Además, señala que “las consultas populares podrán promoverse por iniciativa municipal, mediante acuerdo del Pleno adoptado por mayoría absoluta, o por iniciativa ciudadana ejercida de acuerdo con las disposiciones reglamentarias. Previamente, deberá solicitarse la autorización del gobierno de la Nación. Se establecerá un reglamento específico que regule todos los aspectos de este instrumento de consulta, atendiendo expresamente a lo que podrá ser objeto de consulta y lo que no, las personas que podrán participar, la convocatoria y campaña informativa, etc.”

Este proceso de revisión del Reglamento de Participación de Arona nace abierto a toda la ciudadanía del municipio, de forma que cualquier persona, esté en este momento organizada o no, pueda tener acceso y participar en un proceso que se dirige a mejorar la propia convivencia. Asimismo, se está notificando el proceso a los agentes activos de la sociedad aronera, como asociaciones de vecinos, culturales, deportivas, juveniles, de mujeres, de mayores, sindicales, empresariales y profesionales, de padres y madres o para la defensa del territorio y el medio ambiente.

También, a las asociaciones en las que estén representados residentes procedentes de otros países, ONG, centros educativos, plataformas ciudadanas, personal técnico municipal, así como representantes de los distintos partidos políticos.

Desde casa

La plataforma web Arona Decide se habilitará especialmente durante todo el proceso y con toda la información, para que todos aquellos que lo deseen puedan participar de manera individual. Finalmente, se realizará un informe técnico con estas aportaciones, que será expuesto nuevamente a la ciudadanía en noviembre mediante una reunión informativa que también se retransmitirá en directo vía streaming. Toda la información de procedimiento se puede consultar en http://www.arona.org/participacion

Cambiar mentalidades

“Un gobierno local que quiera dialogar con la diversidad de su ciudadanía y gestionar la complejidad para trabajar por la cohesión social, que quiera sumar actores sociales y ciudadanos a los proyectos de comunidad, necesita de una administración con capacidad para dar respuestas más integrales, flexibles y adaptables a las demandas de su población. Pero, también, precisa de una ciudadanía activa, motivada, capacitada, empoderada, que sea capaz de ejercer y reivindicar sus derechos, pero que al mismo tiempo lo haga con eficacia y con sentido de comunidad”, señala José Antonio Reverón.