Ariana Smyk, practicante de canicross y bikejoring

en ADEJE el .

 

“El bikejoring es un deporte que ha estrechado muchísimo más el vínculo entre mi perro Simba y yo”

La joven deportista de Tacoronte es toda una enamorada de los animales. Esta pasión le nace a Ariana desde bien pequeñita, donde recuerda estar siempre con ellos. Específicamente los perros y los caballos son su debilidad: “tenía un perro pequeño y en verano además me apuntaron a un campamento de caballos y me encantó. Desde entonces siempre he estado relacionada con ellos”.

Casi de casualidad, Ariana descubrió el bikejoring, un deporte que la ha atrapado y que junto con el canicross ha supuesto estrechar aún más la relación con su perro Simba.

La joven estudiante de psicología nos contó, de manera deliciosa, muchos detalles sobre este tipo de actividades que combinan  deporte, animales y naturaleza.

 

Hace unos meses pudimos conocer de la mano de Miguel  López, el canicross. Ahora parece que comienza a hablarse del bikejoring en nuestra isla ¿podrías explicarnos en qué consiste esta modalidad?

“El bikejoring es una modalidad dentro de los deportes de mushing, donde el perro va tirando de la bicicleta a través de una línea de tiro. Dicha línea de tiro lleva amortiguación, uniendo la bicicleta al arnés de tiro del perro (es un arnés especial para los deportes de mushing, no valen los arneses de paseo) y separada de la rueda delantera con una antena”.

 

Para los amantes de estos deportes, ¿existen las suficientes pruebas a lo largo del año en nuestra isla?

“De  momento solo se han organizado dos carreras, la del  “I encuentro internacional de mushing de Canarias” realizado en la finca de Don Leandro, a la que vino el multicampeón europeo Igor Tracz, dando una parte formativa bastante interesante y útil para los que somos unos novatillos en este mundo. La otra carrera se realizó junto al “Canicross El Lagar” en la Guancha; fue un recorrido divertido y del que Simba y yo disfrutamos bastante. Espero que se sigan haciendo dichas carreras y qué vayan saliendo muchas más en las islas”.

 

En Europa este tipo de actividades están muy extendidas ¿tenemos en Canarias las condiciones (climatológicas, de terreno, organizativas) para la práctica de estos deportes?

“Respecto a las condiciones para la realización de este deporte, hace falta que pasemos frío y aquí es a partir de octubre (con suerte) cuando podemos hablar de que los termómetros bajen de los 18/16 grados. Pero aún así, se puede, yendo a entrenar de madrugada o por la noche y buscando el frío…Me quedo con la frase que me dijo hace poco un amigo: “si no tienes cómo medir la temperatura, sabrás que es la correcta para tu perro cuando uno sienta frío, no solo fresquito”. En las islas debemos tener mucho cuidado con las temperaturas por el bien de nuestro peludo. En cuanto al terreno creo que tenemos bastante amplitud de monte donde entrenar, solo hay que buscar las pistas más adecuadas y pedalear. No centrándonos tanto en hacer muchos kilómetros sino más en la calidad de ellos aunque sean pocos, debido a que suele ser un deporte más de sprint y por lo tanto más explosivo para el binomio, lo que requiere más esfuerzo por ambas partes”.

 

¿Cuáles serían las principales recomendaciones que darías a alguien que quisiera iniciarse en este deporte?

“En primer lugar tener claro que es un deporte de dos y tanto el perro como la persona deben prepararse y disfrutar. También debemos tener en cuenta si nuestro perro es el adecuado para realizar este deporte, porque es desaconsejable y peligroso para perros braquicéfalos tipo bulldogs, carlinos o bóxer. En el caso de no tener perro o si piensas en ampliar familia, yo recomendaría la adopción,  porque el tipo de can que va muy bien son los que reconocemos como los perros de los cazadores, pointers, galgos, podencos o bracos.

 Por otro lado es importante buscar el material adecuado e información de cómo realizar y entrenar correctamente este deporte. O ponernos en manos de personas que ya lo realizan, ya que es bastante ameno practicarlo acompañado. En Tenerife tenemos a grupos como Achinet Canicross y Spartan dogs mushing, que realizan tanto bikejoring como canicross”.

 

Imagino que la relación y confianza que se establece entre el animal y el humano debe ser muy estrecha para practicar este deporte y conocer los límites de cada uno…

“Por supuesto, ante todo debemos conocernos y conocer bien a nuestro perro, no por tener una de las razas mencionadas anteriormente le tiene que gustar correr y tirar. Por ejemplo, Simba es un pastor garafiano al que le encanta pero a Isco el pastor garafiano de mi pareja no es lo que más le motiva.

La motivación en el perro para mí, es de las cosas más importantes. Un perro motivado se baja con ganas del coche, tiene ganas de tirar y correr cuando ve el arnés o sabe que va entrenar. Es nuestra obligación cuidar tanto el estado físico como el emocional en nuestros amigos de cuatro patas.

El bikejoring es un deporte que ha estrechado muchísimo más el vínculo entre Simba y yo, ya que es un perro que te pide y  gusta de trabajar y aún más correr (me di cuenta el día que dándole cuerda a un caballo, él iba a la misma velocidad por la parte de fuera del cercado, incluso adelantándolo en el galope). Ambos disfrutamos mucho juntos y animo a todo aquel que tenga perro y bici a probarlo, es emocionante”.

Agradecer desde nuestro boletín, a Carlos Luis Vazquez Darias y M. Segarra su colaboración con las fotografías que ilustran esta entrevista.