Antonio Pérez-Godiño estudiará posibles vías de colaboración con los proyectos de los pescadores de Punta del Hidalgo

en LA LAGUNA el .

El concejal de Obras y Desarrollo Rural se reúne con los representantes de la Cofradía para iniciar un contacto permanente que permita mejorar la situación del colectivo

El concejal de Obras e Infraestructura y Desarrollo Rural y Agrario, Ganadería y Pesca, Antonio Pérez-Godiño, ha mantenido una reunión con los representantes de la Cofradía de Pescadores de Punta del Hidalgo para conocer de primera mano sus necesidades y comentar algunos asuntos e interés para el colectivo.

El concejal ha destacado “la cordialidad del encuentro y los interesantes planteamientos que realizaron los pescadores, que tienen buenas ideas y muchos proyectos de mejora y también algunas necesidades, que estudiaremos con detenimiento para ver cómo podemos, desde el Ayuntamiento de La Laguna, colaborar con ellos”.

Esta primera toma de contacto del responsable municipal del área pesquera con los pescadores de la zona ha servido para abordar diversas cuestiones, como la posibilidad de que se instale un sistema de bombeo que permita utilizar el agua del mar para la limpieza de las instalaciones, evitando así el empleo de agua dulce, con el consiguiente ahorro de este recurso escaso. Según explicaron los pescadores, se trata de un sistema que se está implantando en numerosos puertos e instalaciones marítimo-pesqueras, al ser una manera eficiente de gestionar el mantenimiento.

Además, el concejal pudo conocer las actuaciones que se están realizando para culminar la instalación de láminas de acero antideslizantes en la rampa por la que transitan los barcos para pasar de la tierra al mar y viceversa. Estas placas acumulan menos algas y musgo y son de fácil limpieza, con lo que resultará más seguro el tránsito de las personas por la rampa, al reducirse el riesgo de resbalar. Antonio Pérez-Godiño explicó que se va a estudiar la posibilidad de colaborar para poder terminar la instalación.

Por otra parte, se planteó la necesidad de buscar fórmulas para delimitar y separar la zona que utilizan los bañistas y el área por la que transitan los barcos en la zona de La Barranquera, en Valle Guerra, con el fin de evitar riesgos para las personas en la entrada y salida de los mismos.